Próximamente se actualizarán algunas funciones

Debido a un ataque que afectó el servidor donde se encuentra FERROPEDIA.es (ver detalles), algunas funciones están desactivadas. Se espera que en las próximas semanas esté todo de nuevo en marcha.


Ferrocarril Minero de Monterrubio a Villafría

De Ferropedia, la enciclopedia colaborativa del ferrocarril. Ahora en '''www.ferropedia.es'''
Saltar a: Navegación, Búsqueda

Ferrocarril de vía métrica que unía Monterrubio de Demanda con Villafría, poblaciones ambas de la provincia de Burgos.

El recorrido se estima en unos 66 kilómetros, parte de ellos (los comprendidos entre El Manquillo y Monterrubio) comprendidos en una serie de curvas y contracurvas casi más propias de los FFCC Réticos que de una línea española. Su construcción se inició en 1896, por iniciativa de Richard Preece Williams, empresario de Manchester con varias concesiones mineras en la Sierra de la Demanda. El objeto de la línea era transbordar el hierro procedente de Monterrubio a la línea del Norte en Villafría, a las afueras de Burgos, con vistas a su exportación por el puerto de Bilbao. A pesar de la importante longitud de la vía, y del coste de algunas de sus obras, como el túnel bajo el puerto del Manquillo, de medio kilómetro de longitud, la actividad que se registró en ella fue prácticamente nula, funcionando solamente durante dos épocas: entre 1900 y 1904, bajo el control de Williams, y entre 1920 y 1921, en manos de Ferrocarril y Minas de Burgos, empresa que llegó a rehabilitar varias instalaciones del tramo Villafría-Arlanzón y construyó dos edificios con vistas a un posible tráfico de viajeros. Los trabajos de rehabilitación se pararon y la línea permaneció en abandono hasta su desmantelamiento oficial en 1947. Insistimos en lo de “oficial” porque desde bastantes años antes los lugareños de los pueblos atravesados ya habían “reciclado” bastante metal, sin duda el único beneficio que acabaron sacando del tren minero. Las cuatro locomotoras de vapor, llamadas La Inglesa, La Vascongada, La Burgalesa y La Serrana, acabaron sus días en el ferrocarril de Sierra Menera y en los carrilets de Valencia. Este ferrocarril, sin embargo, prestó a la ciencia arqueológica la ayuda que no pudo prestar a la ciencia minera, ya que gracias a la excavación de una trinchera en Atapuerca para el paso de los trenes aparecieron los famosos restos del “Homo Antecessor”

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Comunidad
Usuario
Herramientas