Veinte millones de gracias

Desde el 1 de febrero de 2011, cuando FERROPEDIA.es se independizó del servicio comercial Wikia, las páginas de la enciclopedia colaborativa del ferrocarril han sido consultadas más de 20 millones de veces, con una presencia creciente en la red: sólo en los últimos 12 meses se han contabilizado 10 millones de esas consultas. Todo un éxito que FERROPEDIA.es quiere agradecer a sus editores más activos, pero también a visitantes como tú. ¿Te animas a colaborar?


Juanjo Olaizola Elordi

De Ferropedia, la enciclopedia colaborativa del ferrocarril. Ahora en '''www.ferropedia.es'''

Contenido

Historiador del ferrocarril y creador del Museo Vasco del Ferrocarril

Juanjo Olaizola Elordi, eminente historiador del ferrocarril, en su vertiente de maquinista de vapor
Juanjo Olaizola Elordi

Juan José Olaizola Elordi (Donostia, 1965) es un historiador del ferrocarril con una abundante obra[1], en especial sobre el ferrocarril en Euskadi y el ferrocarril de vía estrecha en España.

Es también conocido por su brillante trayectoria como creador y director del Museo Vasco del Ferrocarril desde 1992 hasta su polémica destitución en 2011 (detalles más abajo). Bajo su dirección, el museo tomó una gran relevancia a nivel nacional e internacional, estando caracterizado por ser un Museo "vivo" con abundante material en estado de marcha que realiza viajes regulares en sus instalaciones, frecuentemente conducido por el mismo Juanjo Olaizola .

En 1989 fue contratado por el Departamento de Transportes y Obras Públicas del Gobierno vasco para redactar el inventario de patrimonio ferroviario de Euskadi y, a partir de 1990 para impulsar el proyecto de realizar un museo sobre lo que eran los talleres del Ferrocarril de Urola en Azpeitia, que había sido clausurado en 1988. En 1994, pasó a depender de EuskoTren cuando el Gobierno transfirió la gestión del Museo Vasco del Ferrocarrilal operador ferroviario vasco.

Diciembre de 2010: Primera destitución como Director del Museo Vasco del Ferrocarril y alud de protestas

El anuncio de su destitución como director del Museo Vasco del Ferrocarril con fecha del 31 de diciembre de 2010 ocasionó una avalancha de protestas de los medios ferroviarios [2][3][4][5] que reconocen unánimente su brillante gestión.

También a nivel internacional la destitución de Juanjo Olaizola causó repulsa. Así, la Federación Europea de Museos y Ferrocarriles Turísticos mostró a través de una carta su sorpresa y rechazo a la decisión de destituir a Juanjo Olaizola como director del Museo del Ferrocarril de Azpeitia. En una carta remitida a diversos responsables de Eusko Tren y del departamento de Transportes del Gobierno Vasco, firmada por Jacques Daffit, los directivos de la federación manifiestan su rechazo a esta «incomprensible decisión». En la carta, los directivos de la Federación añaden que Juanjo Olaizola «ha demostrado sobradamente su capacidad a lo largo de estos años»[6].

Reposición provisional

Como resultado de la presión social y mediática, a mediados de enero de 2011 el Patronato de la Fundación del Museo Vasco del Ferrocarri decidió mantener el "actual equipo humano del centro, incluido su director Juanjo Olaizola, en tanto no concluya el proceso de selección de futuro responsable de la institución [7].

El 21 de Mayo de 2011, la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril advirtió que se había publicado la convocatoria de un concurso para la selección del nuevo director del Museo Vasco del Ferrocarril, a espaldas del Patronato de la Fundación [8].

Otoño de 2011: Nueva destitución y nuevas protestas generalizadas

Vista parcial de la concentración en apoyo a Juanjo Olaizola Elordi el 8-10-2011

El 23 de setiembre de 2011 en un nuevo comunicado, la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril denunció que el Patronato de la Fundación, en reunión del 8-9-2011, había seleccionado como directora una profesora universitaria, sin cualificación para la dirección de un Museo del Ferrocarril [9].[10]. Según la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril la selección "incumple los principios de transparencia y neutralidad que tanto el viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, como EuskoTren y ETS decían defender. El proceso seguido supone la destitución del responsable de las instalaciones de Azpeitia, Juanjo Olaizola.... Los miembros de la citada asociación aseguran que el viceconsejero de Transportes ha vulnerado varias de las normas que debían velar por el proceso de selección". En especial, acusan a Gasco de “colocar a una amiga al frente del museo” sin "la formación y los conocimientos que exige la propia ley de Museos". [11].

El polémico nombramiento provocó un nuevo alud de protestas en el mundo ferroviario [9][2] [12] lo que incluyó una nueva nota de protesta de la Federación de Museos Ferroviarios y una concentración de apoyo a Juanjo Olaizola Elordi con participantes de varias partes de España [13]

Se ha de señalar que en una búsqueda en Internet, los trabajos que aparecen bajo el nombre de Maitane Ostolaza se refieren a procesos de secularización en el siglo XIX e inicios del XX, temas sin relación aparente con los propios de un Museo del Ferrocarril. Por otra parte, la misma Maitane Ostolaza admitía al diario Deia que "en las bases de la convocatoria para optar a este puesto no se hacía referencia al hecho de tener experiencia al frente de museos"[14].

Juanjo Olaizola en una entrevista a Noticias de Gipuzkoa, rompió su prolongado silencio. Mostró su sorpresa de que la persona seleccionada no tuviera ni "experiencia en la dirección de museos ni conocimiento de la temática sobre la que versa este" y declaró que se "sentía acosado". También señaló al viceconsejero de Transportes del Gobierno Vasco, Ernesto Gasco, como el principal impulsor de su destitución: "Desde luego, Ernesto Gasco es el factor determinante desde el principio. Es más, esta fundación tiene un presidente -el consejero de Transportes, Iñaki Arriola- que nunca ha venido a las reuniones. Dos tercios de los miembros del patronato ni siquiera conocen el museo. Solo la sala de reuniones. Deliberan y deciden sobre un museo que no conocen. Puedo pensar que Gasco es una persona con un gran rencor porque hace nueve años en un diario guipuzcoano tuve un pequeño debate porque en el Ayuntamiento de Donostia se hablaba de poner tranvías. Gasco dijo que apostaban por poner uno de fibra óptica y repliqué diciendo que la fibra óptica transporta información y no personas. Seguramente se refería a los mal llamados tranvías porque son autobuses o trolebuses con guiado óptico. Y él replicó diciendo que yo sabría mucho de trenes antiguos pero que había estado en Rouen (Francia) y había visto cómo levantaban la calle y ponían una fibra óptica que conducía el tranvía. Pero la ventaja de estos inventos es que no hay que levantar la calle. Basta un bote de pintura y una brocha para pintar una raya en el suelo y que el vehículo tenga el sistema de reconocimiento de esa marca. Ahí donde vaya la marca va el autobús o el trolebús. No sé si le sentó mal que le replicara" [15].

Diciembre de 2011: Despido de EuskoTren

En noviembre de 2011, Euskotren expedientó a Juanjo Olaizola porque sus actuaciones "han excedido los límites de la libertad de expresión, han causado un grave daño a la imagen pública, la dignidad y al prestigio profesional de las personas aludidas, así como a la imagen y prestigio de la propia Sociedad Pública EuskoTren y de la Fundación del Museo" y porque en base a una foto de prensa, Juanjo Olaizola habría cometido "una imprudencia y una infracción" por permitir situarse en la entrada de al cabina a unos niños mientras completaba el trayecto entre Lasao y Azpeitia [16].

La indignación y estupor en los medios ferroviarios aumentó un grado cuando se supo que la dirección de Euskotren, en su reunión del 5 de diciembre de 2012, había acordado despedir a Juanjo Olaizola en base a uno de los dos expedientes disciplinarios que se le habían abierto[17] [18].

Enero 2012: Sigue la indignación

  • 26 de diciembre de 2011. El Comité Permanente del el sindicato ELA de EuskoTren exige a la dirección de EuskoTren, dependiente de la Consejería de Vivienda, Transportes y Obras Públicas de Iñaki Arriola, su readmisión. [19].
  • 28 de enero de 2012. La Federación Española de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril, en una rueda de prensa en Azpeitia, señaló que resulta «incomprensible» haber sustituido el pasado setiembre «a uno de los profesionales más competentes de Europa por una perfecta desconocida, sin experiencia ni en la dirección de museos y fundaciones ni en la materia específica de museos del ferrocarril». La Federación pidió la dimisión del viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, al que considera «instigador» de la polémica destitución y posterior despido de Olaizola, así como del consejero Iñaki Arriola «por su pasividad». En la rueda de prensa, Patxi Crespo, en representación del secretario del Comité Permanente de Euskotren, manifestó su rechazo al despido de Juanjo Olaizola y anunció una recogida de firmas entre todo el colectivo de trabajadores de Euskotren para exigir la inmediata readmisión de Juanjo Olaizola en el Museo Vasco del Ferrocarril y el reconocimiento de la labor realizada por el destituido como director del centro. [20].

Abril 2012: Despido nulo

  • 16 de abril de 2012. El Juzgado de lo Social nº 1 de San Sebastián declara nulo el despido el día 7 de diciembre de 2011 de Juanjo Olaizola Elordi. La sentencia afirma que se ha «vulnerado el derecho de libertad de expresión» de Olaizola y en la que se «condena solidariamente» a EuskoTren y Fundación del Museo vasco del Ferrocarril a que cualquiera de ellas, «a elección del trabajador», proceda a la readmisión «en las mismas condiciones que regían antes del despido y asimismo, a los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la fecha de su readmisión». Aunque la sentencia «reconoce que él ha dirigido el museo durante toda su andadura», se considera como "cosa juzgada" el tema de la categoría profesional que ostentaba Olaizola antes de su despido dando validez a una sentencia del 1 de febrero de 2012 en la que se constataba que no había existido la categoría perofesional dse Director del Museo [21]

Mayo 2012: Juanjo Olaizola se reincorpora al Museo Vasco del Ferrocarril

  • Juanjo Olaizola Elordi retorna al trabajo al Museo Vasco del Ferrocarril. Como consecuencia el Museo vuelve a ofrecer viajes en el tren de vapor, dado ya que en el intervalo "ningún maquinista ha querido tomarle el relevo"[22] a pesar de que se ofrecieron importanes sobresueldos [23].

Fuentes y referencias

  1. Lista incompleta de artículos y libros de Juan José Olaizola Elordi
  2. 2,0 2,1 Hilo "Apagón en Azpeita" en Tranvia.org
  3. La eficaz gestión de un Museo del Ferrocarril, en la cuerda floja, por Eduardo Fernández Martínez, 30-12-2010
  4. Este cambio no queríamos. Inazio, 31-12-2010
  5. El Museo del Ferrocarril de Azpeitia se queda sin su ‘alma mater’ y director Juanjo Olaizola Treneando 2-1-2011
  6. Diario Vasco16-1-2011
  7. Treneando.com 19-1-2011
  8. Nota de prensa de la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarridel, 21-5-2011
  9. 9,0 9,1 Treneando.com 24-9-2011
  10. Tranvia.org 23-9-2011
  11. Acusan a Gasco de colocar a una amiga al frente del Museo Vasco del Ferrocarril. El correo 24-9.2011
  12. Deia 24-9-2011
  13. "El cese de Olaizola es una venganza", noticiasdegipuzkoa.com 2011/10/09/
  14. Deia 5-10-2011
  15. "Tengo la sensación de que me han apartado y me he sentido acosado" Noticias de Guipuzkoa, 29-9-2011
  16. Noticias de Guipuzkoa, 3-11-2011
  17. Hilo "Apagón en Azpeita", 7-12-2011
  18. "EuskoTren despide a Olaizola, exdirector del Museo del Ferrocarril" Deia, 8-12-2012
  19. El Comité Permanente de EuskoTren rechaza el despido de Juanjo Olaizola, Deia, 27-12-2012
  20. Gara 28-1-2012
  21. Declaran nulo el despido de Olaizola, exresponsable del Museo del Ferrocarril. Diario Vasco, 17-4-2012.
  22. Olaizola conducirá el tren de vapor tras reincorporarse al museo del ferrocarril Noticias de Gipuzkoa, 17-5-2012
  23. El despido de Olaizola deja al Museo del Ferrocarril sin su locomotora de vapor. Noticias de Gipuzkoa, 4-4-2012
Herramientas personales